martes, 27 de julio de 2004

Dejar el vicio  

Tanto como vicio no sé, al menos para mí, pero reconozco que aunque es poca cosa no deja de ser constante y poco a poco empiezo a estar algo harto. Lo noto por las caminatas largas, las escaleras cuando me encuentro el ascensor roto -o sin ascensor- o cualquier otra cosa que requiera poner la maquinaria a funcionar un poco por encima de lo habitual y te la encuentras algo oxidada. Seguramente habrá más factores que influyan -falta de ejercicio, descansar correctamente, buena alimentación- que tampoco cuido como es debido, pero se trata de atacar al que más se ve, y éste se llama cigarrillo. Lo cierto es que entresemana apenas enciendo ninguno, por lo que no puedo considerarlo un vicio de los terribles, pero cuando se da la circunstancia de pasar dos semanas enteras sin probar ni uno -incluyendo la peligrosa zona de fin de semana, cepo inesquivable para el pitillo social- adquiero otra perspectiva muy distinta respecto a la nicotina, viéndola mucho más claramente como la basura que es, y no como el entretenido cigarrillo de entretiempos, y soltando entonces un parrafada reflexiva como la presente, que quizá sólo me sirva para lavar la conciencia momentáneamente y posponer un poco más el dejarlo definitivamente.


Está claro que hay situaciones para mi en las que tengo adquirido el hábito de fumar mucho más que en otras. En la oficina por ejemplo, ni se me pasa por la cabeza -salvo tensiones extremas, que entonces me vuelvo caníbal-, en ayunas, en casa de mis padres.. pero hay otras.. uff, como salir por la noche, tomar un café en el bar de abajo -momento que aprovecho para pronunciarme en favor de la única relación perfecta, duradera, telepática, empática y sabrosa hasta ahora conocida: tabaco + café- o después de comer en un restaurante en plenas vacaciones -ya puestos que sea en línea de playa-, momento absolutamente merecedor de un pitillo al sol.
Otros vicios...pues la verdad es que como las meigas, haberlas haylas, pero parafraseando a la autora de un weblog que pillé otro día por ahí, sin pasarme de la raya.

Etiquetas: ,


0 aprensiones:

Publicar un comentario





This page is powered by Blogger. Isn't yours?
www.hypersmash.com