martes, 3 de abril de 2007

South Pop Festival III  

Esta ha sido la tercera edición de este Festival musical –y mi primera asistencia- y la primera impresión que me da calculando en cuanto a cartel es que si interpolo los puntos me sale un festival para el año que viene que puede llegar a ser una referencia por estas tierras. De éste no he podido ver todos los grupos, pero sí he estado todos los días, incluso en la fiesta de presentación del Fun en la que tuve la oportunidad de ver uno de los grupos más sonrojantes de mi vida, las Sibyl Vane, que me las vendían como grupo de chicas power-raw-punk, cuando en realidad era mi-prima-cantando-en-la-ducha-y-mal, en fin, para olvidar. De la misma fiesta también Mendetz que ya no sé si por el trauma vivido justo antes o por la refrenada que te provocan los conciertos entre semana –era miércoles- pero el caso que no supe disfrutarlos como en teoría se debiera, aunque espero sinceramente una segunda oportunidad con la que pueda contrastar.

El primer día oficial llegué justo a tiempo para ver empezar a Southern Arts Society –me perdí a los primeros- que menos mal me recolocaron en la expectativas que me había creado para el Festival. Estuvieron bien muy bien, ya los había visto en El Alternador y cada vez me gustan más. Triposos y pausados se marcaron además un sorprendente dueto con el de Montgolfier Brothers tocando el Starman de Bowie, que para mi ya es uno de los flashes del Festival.

Southern Arts Society

Luego vino Mark Eitzel, pero tras un par de canciones me salí de la sala no sé si porque no me encontraba todo lo receptivo que debiera, me agobiaba no entender las letras o inconscientemente me estaba preparando para los siguientes Grupo de Expertos Sol y Nieve, el grupete paralelo de J de los Planetas que llenó la sala, pero que a mí me dejó un pelín a medias. Quizá me había creado demasiadas expectativas aunque ahora en lejanía se me viene el momento como un buen rato. Aunque para buen rato los que pasaron los músicos sobre el escenario y sobre todo J que no se privó de nada: vinazo y joints rularon cosa mala entre unos y otros, aaaay el ruancanrol.

Grupo de Expertos Sol y Nieve

El segundo día hice récord de ausencias, por lo que sólo puedo hablar de los dos últimos. Primero Peter Von Poehl del que no tenía ni idea que existía –como muchos otros grupos del cartel- y que me gustó bastante (fue un poco lo que me esperaba de este festival, ir con completo desconocimiento y salir descubriendo grupos como éste). Seguidamente después aparecieron Ms. John Soda, tirando a lisérgicos pero con su punto rockero. Tocaban con dos bajos -sin guitarra- y entre ecos, spoken music y base envolvente seguro que hicieron las delicias de la troupe química del público. A mí desde luego me encantaron. Dada la hora que era, que cerraban la tanda de ese día y que ya era Viernes, fue un gran acierto, sí señor.

Peter Von Poehl

Ms. John Soda

El tercer día me lo tomé un poco más en serio: sólo me perdí los dos primeros –no tengo arreglo- pero menos mal que no me perdí a Tender Forever –alguien ya me los había recomendado- ya que fue uno de los grupos que más amortizó para mi el Festival. Tampoco sabía nada de esta artista, pero acabé pillándome el disco firmado y todo. La primera sensación cuando salió al escenario no fue precisamente de lo más atrayente, ya que no llevaba banda y cantaba sobre bases pregrabadas –de las que soy tan enemigo cuando de lo que ver un concierto en directo se trata- pero poco a poco el espectáculo fue creciendo y creando cierta magia, con canciones para nada convencionales pero bailables y pegadizas, acabando como ella misma dijo, con un rock and roll moment, tirándose al público y surfeando de espaldas sobre las manos de la gente mientras cantaba a pleno éxtasis. Apoteósico final y para mi sin duda la imagen del Festival.

Tender Forever

De los siguientes The Bitter Springs, además de ser complicado superar lo vivido antes, es que no, vamos que no. Como los definieron en alguna parte, sonaban a pub-rock festivo-campechano que echaba patrás. No recuerdo siquiera si me salí o no de la sala. Ni fu ni fa. El que vino después, Bonnie Prince Billy, que se supone era la estrella total, empezó con sólo con su guitarra y la voz -que reconozco sorprende por lo increíble- para luego aparecer la otra parte Dawn Mccarthy al dueto –por un momento creí que iban ir apareciendo más miebros de la banda, pero no- y entonar un Folk tradicional americano de lo más profundamente triste que he oído en mi vida, genial pero triste. Al cabo del rato reconocí que no estaba preparado para tanta tragedia rural y decidí abandonar la sala camino del bar, no por mal espectáculo, sino todo lo contrario, simplemente no pude con ellos. Actualmente en mi vida no es esa la música que necesito.

Bonnie Prince Billy

La lectura final es que muy bien pero he echado en falta algún grupete guitarrero que le diera un poco dimensión de bestia al Festival. Además, con ese final de lágrima viva no le puede quedar a uno un recuerdo muy colorido precisamente. Qué más da, para mi sí que ha habido muy buenos ratos y con buena gente, y para recuerdo, el de la de Tender Forever saltando a lo kamikaze. Rock and roll!!

Etiquetas:


0 aprensiones:

Publicar un comentario





This page is powered by Blogger. Isn't yours?
www.hypersmash.com