viernes, 8 de marzo de 2013

Terrores vacuos  

Pues eso justamente, terror al vacío, pero al del oscuro y claustrofóbico espacio interestelar. Prácticamente todos los escenarios de la ciencia ficción en literatura, cine y cómic nos trasladan siempre a mundos futuristas o tecnologías imposibles que nos separan tajantemente de la realidad sin saber que, a pesar de lo corto de nuestra carrera espacial, no han sido pocas las situaciones críticas reales que podrían convertirse desde el punto de vista actual en una auténtica historia de retro sci-fi sin prácticamente añadir ni quitar nada. Situaciones que bordean poderosamente lo cinematográfico e inspiran decenas de desenlaces alternativos. Si tiramos de hemeroteca, podemos encontrarnos con abundantes escenarios de este tipo que ponen los pelos de punta, algunos de sobra conocidos pero otros no tanto y que darían para llenar folios de oscura ciencia ficción. A continuación destaco algunos, primero planteando el escenario a lo peliculero, y luego el enlace al incidente de verdad. Pasen y lean.


Fondos marinos y naves espaciales

Un lanzamiento suborbital con un astronauta a bordo ameriza en algún lugar del Atlántico Norte. Un accidente provoca que la cápsula se empiece a inundar antes de que llegue el equipo de rescate. El astronauta se salva por sí mismo in extremis pero la nave se hunde hasta el fondo del mar, permaneciendo allí durante casi cuarenta años antes de ser recuperada, convirtiéndose seguramente en el objeto más exótico de la historia que haya reposado sobre un lecho marino.



Liberty Bell 7. Julio 1961.
en.wikipedia.org/wiki/Mercury-Redstone_4


En tierras salvajes

Una nave espacial inicia la maniobra de retorno a la Tierra. Sus dos ocupantes preparan cuidadosamente la reentrada pero algo sale mal y el módulo de descenso no se orienta adecuadamente. La nave va camino de desintegrarse en la atmósfera a toda velocidad. En el último momento los pilotos consiguen fijar el rumbo correcto y evitar la tragedia, pero no así aterrizar a cientos de kilómetros del punto previsto, dejándoles en una zona inhóspita, rodeado de criaturas salvajes y con temperaturas nocturnas que pueden llegar a los -30º. No saben cuánto puede tardar en localizarles el equipo de rescate. Comienza una labor de supervivencia en un terreno muy diferente al espacio, pero igual o más amenazante. Permanecen toda la noche en los frondosos bosques tratando de no morir congelados ni devorados por los osos o despedazados por las hambrientas manadas de lobos, aunque disponen de armas para defenderse que portaban en la nave. Finalmente son encontrados por el equipo de rescate que les lleva sanos y salvos a la base terrestre.

Voskhod 2. Marzo 1965
en.wikipedia.org/wiki/Voskhod_2


Perdidos en el espacio

Misión a la Luna. Una explosión en la nave ocurrida a medio camino deja a la tripulación sin casi energía, sin agua y con los recursos vitales al mínimo. La misión es rápidamente cancelada pero no pueden volver atrás inmediatamente. La única opción es bordear la Luna y volver a la Tierra tratando de no morir congelados, axfisiados o deshidratados. Cada segundo cuenta y el viaje es largo...



Apolo 13. Abril 1970.
es.wikipedia.org/wiki/Apolo_13

Es el caso de crisis espacial más famoso, que inspiró la conocida película.


Muerte en el espacio exterior

Después de batir el récord de permanencia en órbita, tres cosmonautas rusos se disponen a regresar a la Tierra. Se desacoplan de la estación espacial y orientan su nave para la reentrada. El descenso se produce con total normalidad, aterrizando la nave impecablemente en el lugar previsto. Todo ha ido perfecto. Llega el equipo de rescate al sitio del aterrizaje, retiran la escotilla de la nave y ecuentran a los tres cosmonautas rusos aparentemente en perfecto estado, salvo por lo inexpresivo de sus rostros. Estaban muertos.

Soyuz 11. Junio 1971.
es.wikipedia.org/wiki/Soyuz_11

Hay un corto que cuenta el suceso.


El mal que vino del espacio

Los vecinos de un pequeño pueblo quedan sobresaltados esa noche al ver un gran destello en el cielo que rompe con la tranquilidad habitual del lugar. A continuación, no muy lejos de allí, algo impacta contra el suelo. Los más curiosos se acercan rápidamente al lugar del suceso para descubrir en el fondo de un pequeño cráter los restos retorcidos y humeantes de un extraño artilugio. A medida que éste se enfría la gente del pueblo se acerca cada vez más para intentar averiguar qué es lo que ha caído en sus tierras. No lo saben pero están delante de un satélite de origen militar procedente del espacio exterior que alberga en su interior una carga invisible y mortal que puede estar ya diseminada por todas partes debido al impacto y posible fuga, y que puede haber empezado a entrar sigilosa y letalmente en el cuerpo de los incautos lugareños...



Satélite Kosmos 954. Enero 1978.
en.wikipedia.org/wiki/Kosmos_954

Amenazas reales del espacio exterior.

The Andromeda Strain. Gran película.


La estación espacial maldita

Orbita la Tierra la nº 7 de una serie de estaciones espaciales. Será la última de su especie. Durante las primeras misiones todo va más o menos bien salvo una fuga puntual de combustible que tiene que ser reparada peligrosamente desde el exterior, y en otra ocasión el escandaloso impacto de un micrometeorito contra la estación que casi la agujerea. En ambos incidentes la tripulación se ve obligada a refugiarse preventivamente en el bote salvavidas.

En el intervalo entre una misión y la siguiente, y mientras se encuentra temporalmente desocupada, la estación desaparece. No desaparece físicamente, pero sí que lo hace de todos los sistemas de rastreo y comunicación desde la Tierra. Técnicamente no existe. Rápidamente se organiza una misión de rescate para buscar la estación en el espacio y resolver el misterio. Finalmente la expedición de rescate encuentra la estación vagando por su órbita sin el más mínimo rastro de actividad electrónica, como una estación espacial fantasma. Se acercan cuidadosamente hasta que logran acoplarse de forma manual. Los cosmonautas entran entonces con linternas a inspeccionar la estación, que está completamente a oscuras, sin saber muy bien qué van a encontrarse. Descubren un interior totalmente congelado y en completo abandono, como si llevara siglos errando por el espacio. Una nave gigantesca totalmente ausente de vida, pero que logran reactivar exitosamente y dejarla teóricamente lista para recibir nuevas tripulaciones en el futuro.



Pero la mala suerte no abandona a la estación: la siguiente tripulación en llegar tiene que abandonar apresuradamente tras una corta estancia. La razón: una enfermedad infecciosa que provoca una terrible hinchazón abdominal y altas fiebres en uno de los dos cosmonautas ocupantes. El control de Tierra baraja un origen psicológico, una especie de extraña ansiedad espacial con tintes paranoicos que genera síntomas reales. Al poco tiempo tienen que evacuar la nave urgentemente dado el empeoramiento del cosmonauta que mejora milagrosamente al tocar tierra.

La siguiente tripulación y última no va directamente a la estación, sino a una nueva y más moderna puesta recientemente en órbita. Desde allí irán a la recientemente abandonada a por el material y experimentos dejados apresuradamente por los anteriores para volver posteriormente a la nueva con todo el material y abandonar para siempre la estación nº7. Será la última vez que sea ocupada por seres humanos.

Años después sería deorbitada, rubricando su leyenda negra al caer incontroladamente parte de los restos sobre terreno habitado.

Estación Espacial Salyut 7. 1982-1991.
en.wikipedia.org/wiki/Salyut_7

Soyuz T-13, misión de rescate. Junio 1985.
en.wikipedia.org/wiki/Soyuz_T-13

Soyuz T-14, enfermo en el espacio. Noviembre 1985.
en.wikipedia.org/wiki/Soyuz_T-14

Soyuz T-15, trasbordo entre estaciones. Marzo 1986.
en.wikipedia.org/wiki/Soyuz_T-15

Estación Espacial Mir. Marzo 1986.
en.wikipedia.org/wiki/Mir


Colisiones en órbita

Un fallo eléctrico en el radar de la estación espacial deja a ciegas una operación manual de acople de una nave de suministros, precipitándose ésta sin control contra la estación. Los tripulantes no pueden hacer nada salvo observar a través de la ventanilla la negra panza de la nave de suministros dirigiéndose a toda velocidad hacia el cuerpo principal de la estación espacial. Ante lo inevitable, la tripulación corre al bote salvavidas para escapar en caso de emergencia. Se produce entonces el tremendo impacto que hace temblar toda la estancia, machacando además paneles solares que dejan de suministrar energía y agujereando un módulo que queda totalmente despresurizado, y lo peor: provoca la entrada en barrena de toda la estación. Todo gira incontroladamente. Están a oscuras y sin saber hacia donde se dirigen. El impacto ha descontrolado peligrosamente la nave y no pueden calcular la potencia de contragiro que active los estabilizadores porque los ordenadores están sin energía. El tiempo se agota y las posibilidades de abandonar la nave también. A través de la ventanilla pueden ver cómo gira rápidamente el cielo estrellado... un momento, un miembro de la tripulación es experto en astrofísica, decide combinar sus conocimientos científicos con viejas técnicas de navegante para calcular a simple vista la dirección del giro de toda la nave en función al paso de las estrellas. Consigue resolverlo y dar los datos correctos a la base que inmediatamente activa el contragiro y estabiliza toda la estación. Están, por fin, a salvo.

Estación Espacial Mir. Septiembre 1997.
en.wikipedia.org/wiki/ ... Fire_and_collision

En esta animación se ve la violencia del impacto.

Y el héroe del asunto contándolo en persona.


Vestigios ancestrales

Supongamos un futuro lejano partiendo desde ahora mismo, en el que la información mundial ha sufrido pérdidas por olvidos, guerras y deterioros, igual que muchos documentos de hoy día que relatan escasamente y con grandes lagunas gestas de hace siglos. Un futuro en el que la memoria de nuestro actual presente esté terriblemente desfigurada e incompleta, pero un tiempo en el que ya hemos llegado y nos hemos asentado tímidamente en los planetas vecinos y nos conocemos ya bastante bien nuestro sistema solar. En esa continuada exploración del espacio cercano, una tarea habitual como descubrir y estudiar de vez en cuando trazas de lo que un día fue nuestra pionera conquista espacial ya prácticamente olvidada será algo parecido a nuestra arqueología de hoy día. En ese escenario una nave de exploración descubre enormes moles artificiales flotando en el vacío espacial de las que no consta registro alguno en los archivos de la Tierra, vagando errantes a través de la nada desde hace milenios. Construcciones gigantes que por su tamaño plantean una seria duda sobre su origen humano dada la limitada capacidad de construir cosas así en la antiguedad. La nave de reconocimiento se acerca y examina el exterior de la solemne estructura, pero el interior sigue estando herméticamente cerrado. No queda más remedio que cortar la cubierta y entrar para desvelar de una vez por todas el misterio de su origen...



Fases de lanzadores y otros objetos flotando en el espacio.
en.wikipedia.org/wiki/List_of ... orbit

en.wikipedia.org/wiki/S-IVB

Etiquetas:


0 aprensiones:

Publicar un comentario





This page is powered by Blogger. Isn't yours?
www.hypersmash.com