sábado, 6 de junio de 2009

Terrores domésticos I  

Bichos fantasma

Es un hecho que tengo la mayoría de las luces de mi casa fundidas. No he buscado recambios por simple y llana vagueza, dejadez, falta de tiempo… como se quiera llamar, pero la realidad es que ya sólo me funcionan tres o cuatro bombillas en toda la casa. Tampoco las he cambiado porque en definitiva las que están fundidas no me son imprescindibles para ubicarme o deambular por mi espacio, llegar de un sitio a otro, etc... conclusión: ¿me es vital? no, pues otro día las cambiaré. Así funciona la peor parte de mí (y así me va).

Pues bien, una vez contados estos pormenores paso a describir la siguiente situación, inicialmente normal: son las 4 de la mañana y estoy acercándome tranquilamente a la fase REM del sueño cuando mi neurona de guardia da un volantazo y me saca del letargo pidiendo agua escandalosamente -seguramente las anchoas a palo seco de la cena tienen algo que ver- con lo que si quiero recuperar el sueño, debo ir a saciarme con el insípido e incoloro líquido (aunque a veces esta última cualidad no sea aplicable del todo si están de obras en mi calle, puag!). Bueno, el caso es que me levanto despacio de la cama y voy hasta la cocina sin poder encender ni una luz porque justamente las que caen de camino están todas fundidas (me viene ahora a la cabeza esa especie de dramática y violenta implosión con la que dijeron adiós) con lo cual tanteo un poco hasta dar con el interruptor de la luz de la cocina, que es ni más ni menos que el típico fluorescente de toda la vida, sólo que a éste le he llegado a contar hasta nueve strobos antes de que se encienda del todo.

Seguramente de día esto no tendría mayor importancia, pero juro que de noche y somnoliento es muy diferente: pasar de la completa oscuridad a una luz intensa alternada en rápidas ráfagas convierte, al quinto o sexto golpe de luz, las losetas de la cocina en azulejos blanco hospital y es capaz de plantarte por un instante en mitad de la cocina a la lindeza de The Ring (uf, aún no me ha pasado, pero no puedo evitar imaginármelo SIEMPRE). El caso es que no, aún no he visto fantasmones, pero lo que sí me ha parecido ver en alguna ocasión han sido… insectos. Si, los he visto, grandes, gordos, oscuros, caminando por la encimera, correteando por la pared, escondiéndose rápido, quietos en medio del suelo… la visión dura lo que un strobo: un fogonazo están y al siguiente ya no están. Han desaparecido y no hay ni rastro. Busco instantes después por toda la cocina de forma compulsiva-obsesiva pero no encuentro nada, nada, simplemente han desaparecido, no están.

Entonces bebo agua mientras me pregunto si lo de los bichejos fantasma sólo ha ocurrido en mi imaginación y vuelvo de nuevo a tientas a la cama. ¿Será una visión propiciada por un profundo pánico a los insectos? ¿sentimiento de culpa por no haber sacado la basura la noche anterior? ¿más sentimiento de culpa por no fregar los platos? ¿alguna experiencia traumática del pasado? Ante el esfuerzo mental que supone resolver el misterio a esas horas tardo exactamente tres segundos en volver a quedarme frito. Al menos ya no tendré que levantarme más esa noche.

Etiquetas:


6 aprensiones:

At 9:30 p. m. , Blogger julia dijo...

me ha encantado tu historia, y me ha recordado a tener algunas de esas sensaciones, en ocasiones... defectuoso y espacial... me gusta.

 
At 9:57 p. m. , Blogger Vip Vop dijo...

gracias! pues con el flourescente del baño y el espejo me pasa tres cuartos de lo mismo, ya te puedes imaginar (esto pa mi que va a ser el exceso de cine de verano durante los 80s)

 
At 6:55 p. m. , Anonymous Anónimo dijo...

Hola, sólo quería saber quién eres y darte las gracias por el post de Waldorf Histeria, que es mi grupo, vaya.

Eduardo

 
At 8:08 p. m. , Blogger Vip Vop dijo...

Hola Eduardo, gracias a ti por esos temazos, un día apareció en mi buzón el enlace de WH y flipando hasta ahora. Por cierto, dónde se puede conseguir el disco?se os pide directamente?

Ojalá paréis por aquí por Sevilla, me encantaría veros.

 
At 8:42 p. m. , Anonymous Anónimo dijo...

Gracias. Precisamente por eso quería contactarte : si quieres te mandamos una copia de las provisionales que estamos haciendo para mandar a sellos. Seguro que nadie nos lo compra y que nos acabaremos autoeditando pero por intentarlo... Danos un mail, una dirección, un algo. Tenemos myspace, fotolog, lastfm y hasta facebook, que somos mu modennos. Mira a ver si nos puedes contactar por ahí. Ciao!

Eduardo

 
At 3:20 a. m. , Blogger Vip Vop dijo...

Te he enviado un correo vía Myspace..

 

Publicar un comentario





This page is powered by Blogger. Isn't yours?
www.hypersmash.com