domingo, 14 de abril de 2013

Terra incognita  

Es increíble como una obra tan densa, oscura, y a ratos fangosa como la En las montañas de la locura de Lovecraft pueda convertirse en algo tan trepidante y deliciosamente entrable por los ojos como en esta fantástica versión viñeteada de Culbard:





Varias cosas he descubierto con este regalazo (sí, encima me lo han regalado): por un lado a redescubrir y redisfrutar esa fascinante historia de Lovecraft sobre olvidadas civilizaciones alienígenas y peligrosas expediciones a la Antártida que leí hace tanto tiempo, y por otro, al alucinante ilustrador y narrador visual que es I.N.J. Culbard. No tengo ni idea de cómo se me ha podido escapar hasta ahora un autor de tal calibre, fan total de los tentáculos y cosas con ojos con fondo victoriano. Pero además, ahora me entero de la faceta visionaria de Lovecraft al saber que 20 años después de publicarse la obra se descubrió que las montañas de la locura existen de verdad, y en la misma Antártida, con el nombre de montañas Gamburtsevs, pero eso sí, sepultadas bajo un manto de hielo de varios kilómetros que elimina por ahora cualquier atrevimiento por emular la gesta de los osados Danforth y Dyer.

Etiquetas:


0 aprensiones:

Publicar un comentario





This page is powered by Blogger. Isn't yours?
www.hypersmash.com