miércoles, 24 de noviembre de 2010

Steam fucking Punk  

The Anachronism Steampunk Event
Webster Hall, NYC



Este domingo estuve en el The Anachronism Steampunk Event celebrado en el Webster Hall de NYC, una especie de festivalito concentrado en el imaginario del mundo Steampunk, pero también con cabida para lo gótico y el burlesque, además de incluir un espectáculo al estilo Sideshow, con comesables, tragafuegos, escapistas y masticadores de cristales entre otros, todo ello envuelto en un cierto y, como rezaba el título, anacrónico halo circense. Unas cuantas bandas de sincopados, danzarines y a ratos inclasificables sonidos pusieron la nota musical a una noche única y extraña.



Una de las varias actividades fue un desfile de modelos, con indumentarias obra de diseñadores que no brillaban precisamente por su optimismo. Como si la Pasarela Cibeles cayera en manos de Tim Burton y las modelos le tuvieran fobia a sonreír. Un desfile de bellas y atormentadas damiselas ataviadas con ropajes que iban desde la merodeadora de cementerios hasta lolitas del infierno. Femmes fatales de ciencia-ficción que parecían sacadas a la luz por primera vez después de años viviendo en la oscuridad.



También había un mercadillo relacionado con la temática donde se podía pillar algo de cacharrería y bisutería al uso pero donde desgraciadamente abundaba más el plástico que la manufactura, y encima a un precio no precisamente barato. Eché en falta algún stand con material raro de verdad, de ese que te paras a mirar un buen rato tratando de poner mentalmente en marcha todos los engranajes que suelen llevar esos artilugios. Al final me terminé pillando unas goggles que no están mal pero que en un futuro tendré que tunear ligeramente para aproximarlas al aspecto que tengo en mente y que esperaba encontrar en alguno de los puestecillos.

De lo que más me gustó fue lo bien ataviado que iba el público asistente, con una imagen muy pero que muy currada. Realmente había en el ambiente una idea clara del concepto Steampunk, con detalles de lo más ingenioso y de pura artesanía, que iban desde vestimentas exclusivamente victorianas hasta detalles más retrofuturistas, pasando por la palidez cerúlea en contraste con los oscuras ropas que exhibía la rama gótica, pero sin atisbo en todos los casos del ingrediente digital. Esa noche haber hecho gala de alguna parafernalia ciberpunk o digital hubiera significado poco menos que la ejecución pública en la guillotina de engranajes.





El final de fiesta fue una exhibición total a pie de escenario de todo tipo de habilidades circenses realizadas por el grupo de artistas al completo desfilando por turnos, acompañados todo el tiempo por una incansable banda totalmente aferrada a una especie de trepidante psycho-polka que los músicos ejecutaban como si le fuera la vida en ello.

De esa noche saco varias conclusiones: la primera y que ya sabía es que en la Ciudad de Nueva York hay público de sobra para absolutamente todo. La segunda es que el nivel alcanzado de exigencia artista-público en la ciudad es bastante alto. Y la tercera es que al estilo Steampunk aún le queda, afortunadamente, muchas páginas por escribir. Como un género en el que, sin perder los elementos identificativos, estuviera en continuo e interminable proceso creativo.

Hay un vídeo del evento.

Etiquetas: , , , ,


0 aprensiones:

Publicar un comentario





This page is powered by Blogger. Isn't yours?
www.hypersmash.com