domingo, 5 de junio de 2011

Va de series  

Soy muy serial, lo confieso, me gusta más una serie que a un tonto un lápiz, y como creo que desde que Jack abriera el ojo disfrutamos de una impulsada, renovada, competitiva y creativa época de series, pues solo nos queda disfrutar de esa suerte y calcular la mejor estrategia posible en organizar los tiempos para poder seleccionar y devorar las que sean tus favoritas. Personalmente estoy seguro que me podría enganchar irremediablemente a todas con solo saborear el piloto de cada una. A sabiendas de mi debilidad y al no disponer de vidas extras, miro con lupa cuál empiezo y cuál no. La actual sequía parrillera de mis favoritas (Mad Men, Dexter, Big Bang Theory, Fringe, True Blood, Weeds, Walking Dead y Boardwalk Empire… cuando digo que soy un adicto ¡hablo en serio!) ha hecho que pase a revisar la reserva de entreguerras, decantándome por tres series británicas que, a falta de un capítulo para acabar una de ellas, se han ganado a codazos un sitio en mi selecto club de elegidas.

Misfits


A pesar de lo recomendada que está en general por la crítica, no terminaba de decidirme con Misfits por algo tan tonto como por tener ese título y por su constante comparación con Heroes, serie que se me terminó atragantando cosa mala. Craso error. Es realmente buena y tiene poco que ver con el tostón de la NBC. A unos cuantos jóvenes semi-delicuentes les cae un rayo procedente de una extraña tormenta mientras cumplían con sus servicios sociales. ver más, pero cuidado, ¡hay cosillas que quizás no quieras saber! Unos personajes y escenario perfectos para que pueda pasar de todo. A la espera estoy de la 3º temporada.

Psychoville


De la existencia de esta serie me enteré hace bastante poco gracias a la referencia de un bloguero comentando el arrebatador arranque de la 2º temporada. A pesar de resultarme su planteamiento algo denso y difícil de digerir tal y como la describía inicialmente, me lancé con el piloto a ciegas. Siendo como soy incondicional de los freak shows con pedigrí, no pude haber hecho nada mejor: el desfile de anormales que pasean por la pantalla es de dejarte boquiabierto barra ojiplático. Hacía mucho que no me enfrentaba a algo tan bizarro, decadente, delirante y divertido como esto. Auténtica comedia negra que hace que pases de la carcajada al escalofrío en el mismo minuto varias veces. Puede que algunos personajes tiren inicialmente del tópico (el viejo y excéntrico solitario, el payaso manco...) como forma de captarnos para luego introducirnos a empujones en su desquiciado mundo particular. Otros se presentan como nuevos conceptos de demencia nunca antes tan bien perfilados (al menos que yo haya visto) como la relación del hijo único y su madre sobreprotectora, que deja el freudiano complejo de Edipo a la altura de un ensayo de preescolar, o el personaje del librero obsesivo (a partir de la 2º temporada) del que su lisérgica visión del cantante silencioso es siempre un presagio de que algo va a ir muy, pero que muy mal.
Queda un capítulo para terminar la 2º y ya estoy buscando las fechas de la 3º. Ni puedo imaginarme ya pasar sin estos chiflados.


El librero obsesivo, mi psicótico favorito.

Sherlock


Sherlock ha sido la última serie (más bien mini-serie de 3 capítulos) en hacer mis sobremesas más amenas. De las tres que planteaba al principio ésta es la que tiene más desarrollado el lado comercial (en el buen sentido). Otra diferencia es que cada capítulo es prácticamente una película de hora y media y autoconclusivo. El título no deja lugar a dudas acerca del contenido de la serie: sí, exactamente eso, Las Aventuras de Sherlock Holmes. No falta nada de los originales de Conan Doyle, salvo que está todo ambientado en el Londres actual (aunque a veces la puesta en escena tenga destellos victorianos) y ello implique la presencia de tecnología habitual de nuestros tiempos en las detectivescas deducciones, aunque no sea siempre el elemento principal en la lógica del caso. La narrativa es absolutamente trepidante y tremendamente visual, y la trama a resolver en cada caso son auténticos crímenes de habitación cerrada que ponen a estrujar cosa mala la sesera de los protagonistas y del espectador. Puro entretenimiento con sabor a clásico y disfrute garantizado.

Como sé que no soy el único que se pincha en vena, aquí va algo interesante para los devotos de las historias por entregas: http://tvcountdown.com, el arma perfecta para cualquier serial-addict que se precie. Masacre garantizada.

Etiquetas:


2 aprensiones:

At 1:18 a. m. , Anonymous El robe from NYC dijo...

Acabo d emperor con misfit!!! Que buena serie tiooooo, ya no vow a poser parar q peligrooour!

 
At 1:46 a. m. , Blogger Vip Vop dijo...

Es de lo mejorcito de los últimos tiempos!

 

Publicar un comentario





This page is powered by Blogger. Isn't yours?
www.hypersmash.com