martes, 8 de abril de 2008

Pesadillas  

Vaya cóctel onírico se me presenta últimamente de vez en cuando a la hora del sueño: vertiginosas caídas al vacío, insectos rarísimos y alguien que conozco metiéndome continuamente prisa pero que cuando despierto de repente con el corazón retumbante no sé quién es ni qué quería. Últimamente, aunque sea en una mini cabezadita, al menos aparece alguno de los tres sino los tres. Extraño, extraño. Y luego el tiempo: caídas eternas o viajes interminables entre situaciones extrañísimas con giros inexplicables que en realidad pasan en 5 minutos de reloj real. Uf, creo que es porque estoy durmiendo poco poquísimo y de forma desordenada. Lovecraft basó sus increíbles relatos en este tipo de experiencias durante el sueño pero me da a mi que lo único que voy a sacar yo va a ser un cuadro de ansiedad aguda poco recomendable además de unas ojeras que ni las de Riff Raff. A ver si consigo dormir las 8 horas seguidas de una p*** vez o para la próxima fiesta de disfraces me va a bastar sólo con la gomilla...

Etiquetas:


0 aprensiones:

Publicar un comentario





This page is powered by Blogger. Isn't yours?
www.hypersmash.com