viernes, 22 de agosto de 2008

Stray Cats  

San Pedro del Pinatar, Murcia.



Al igual que todo lo que se fue acumulando durante los 50's tuvo su detonante en Elvis como representante más popular e inspirador para cientos de artistas siguientes, quizá el creciente revival rockabilly de finales de los 70's tenga en los Stray Cats su máxima expresión y punto definitivo de partida para la divulgación del estilo a lo largo de los 80's como algo fresco y novedoso, más allá del concepto "viejos rockeros" promovido por artistas anteriores cuyo integrismo les limitaba como creativos y no terminaban de independizarse de los añejos 50's.

Fueron estos tres, Brian Setzer, Lee Rocker y Slim Jim Phantom los que, a base de enérgicos temas propios, carisma juvenil, estética rockabilly-gamberreta y actitud con dejes punketas los que afiliaron de golpe con su primer disco a miles de nuevos tupés, conviertiéndose en banda de referencia para otras muchas y en la imagen definitiva del género.

De todo eso ya hace más de 25 años, cosa que cuesta creer nada más verlos salir a escena y ver el estado de forma, tupés incluidos, que gastan los felinos, además de la energía que ponen en cada tema. Obviamente no es como esos videos de sus inicios que pululan por el YouTube, pero bien que arañan sus intrumentos con saña. Setzer, increíble guitarrista, convierte cada tema en único e irrepetible a base de riffs vertiginosos y Slim Jim salta sobre su esquelética batería como siempre, y Lee Rocker trata a su contrabajo como si fuera una guitarra gorda abofeteándolo con inquina pasión. Musicalmente fueron de más calmados a finalmente desatarse por completo, soltando sus temas de siempre que coreamos los más de, para mi, 5.000 asistentes de la especie tuperiana que llenaban el recinto.

Para el bis hicieron un par de fantásticas versiones de viejos rocanroles que pusieron la firma genial a la noche dejando una sensación final de satisfacción absoluta. Se supone que es la gira de despedida pero tal y como se lo montan y como responde el público en cualquier parte que van espero que se lo piensen dos veces antes de decir el adiós definitivo. Visto lo visto sólo se puede decir, al igual que reza una de sus canciones, rockabilly rules o.k.

Para la organización tres cosas: el volumen más alto por favor, más baños disponibles –me pasé casi tres canciones en la fila- y sobre todo más birra hombre, que eso de que se acabe el barril cada dos por tres sin tener más grifos funcionando es de cárcel sabiendo cómo las gastan las hordas tuperianas... anyway, gracias mil.

Etiquetas:


0 aprensiones:

Publicar un comentario





This page is powered by Blogger. Isn't yours?
www.hypersmash.com